ELPAIS.com - Sección Cultura

28 marzo 2007

Comentarios a "Lituma en los Andes"

El Autor
Mario Vargas Llosa
Nació en la ciudad peruana de Arequipa, en 1936. Las primeras experiencias con la escritura fueron para Vargas Llosa las de un reportero de varios periódicos locales de Lima y de Piura, apenas terminado el colegio. Poco después entabla una relación amorosa con su tía política, Julia Urquidi, con quien se casa en 1955 y viajan juntos a Europa.
Muy pronto comienza a publicar novelas de éxito como La casa verde (1966), ambientada en la atmósfera sórdida y sorprendente alrededor de un burdel de Piura; Conversación en La Catedral (1969) que recrea la opresión de la dictadura de Odría en los ambientes estudiantiles, y La tía Julia y el escribidor (1977), una polémica ficción autobiográfica sobre su primer matrimonio.
Llegó a España en 1958 con una beca de estudios. Pero su meta era París, y fue allí donde se instaló un año después. Tras seis años en esta ciudad y ya separado de Julia Urquidi, se casa en Lima con su prima Patricia Llosa, en 1965, y con ella emprende de nuevo el viaje a Europa. París, Londres y Barcelona fueron, hasta 1974, sus lugares de residencia. El autor aún prefiere hoy el anonimato que le ofrece Londres para proseguir con su puntual tarea de escribir.
Vargas Llosa sigue además ejerciendo como crítico literario, columnista de prensa y autor teatral ( con alguna incursión en la interpretación). Algunos de sus más apreciados libros en este campo son los análisis literarios, Gabriel García Márquez: historia de un deicidio (1971), La orgía perpetua: Flaubert y Madame Bovary (1975) y Carta de batalla por Tirant lo Blanc (1991); las colecciones de artículos, Contra viento y marea y Desafíos a la libertad (1994), y su libro de memorias El pez en el agua (1993).
En la actualidad, tras su participación como candidato a la presidencia de Perú en 1990, Vargas Llosa se dedica plenamente a la literatura, que compagina eventualmente con los artículos que publica en El País.
Entre las más importantes distinciones que ha recibido, sólo entre las concedidas a la literatura en lengua española, figuran el premio Rómulo Gallegos (1967); el Príncipe de Asturias (1986), compartido con Rafael Lapesa; el Planeta (1993), con la novela Lituma en los Andes y el Cervantes (1994).
Nacionalizado español en 1993, es académico de la Lengua, donde ingresó con un discurso sobre Azorín. Su presencia en España es cada día más habitual.

La obra: Lituma en los Andes
Lituma en los Andes es una novela en la que se pone en evidencia la actitud negativa y fatalista de los personajes. El autor se vale de recursos narrativos para crear una atmósfera cruel donde la irracionalidad gobierna el espíritu de los participantes de la historia donde la violencia es uno de sus temas más evidentes.
Es una novela con una fuerte carga de pesimismo ante las relaciones personales y gregarias, es una muestra cruda de lo complicado que el ser humano puede hacer de su vida y de las interacciones colectivas donde hay una ausencia de seguridad.
La trama de esta novela es la historia del cabo Lituma, personaje de otras obras del autor, y su compañero Tomasito, quienes tienen la tarea de investigar el destino de tres personas que han desaparecido y temen hayan sido víctimas de Sendero Luminoso, el grupo rebelde que ocupa las montañas donde se encuentran estos soldados.
En su tarea por averiguar su paradero los personajes están a la expectativa de ser sorprendidos y aniquilados por las fuerzas rebeldes; mientras, pasan sus días recopilando datos para descubrir qué ha sido de los tres hombres. En su estancia en ese inhóspito lugar empiezan las confesiones del motivo por el que se encuentran ahí, experiencias personales y revelaciones macabras se van narrando.
El narrador está ausente como personaje de la historia que analiza los acontecimientos desde el exterior y el lector queda casi al mismo nivel de conocimiento sobre las circunstancias que los participantes en la historia donde la violencia se manifiesta de una manera indignante.
La lectura de esta magistral obra se ha hecho difícil y complicada para algunos lectores por su estructura narrativa, fragmentada y con saltos en el tiempo, propia del autor donde se mezcla lo policíaco, lo amoroso, la violencia y algo de comicidad.

2 comentarios:

Paca dijo...

He vuelto a coincidir con el guardia Lituma, bajo el ardiente sol peruano, concretamente en Piura. “Quien mato a Palomino Molero” como siempre, es fácil junto a Vargas llosa sumergirse en una maravillosa historia. Esta vez policial y con una particular tensión en toda la novela. Hay personajes que nos acompañaran en toda nuestra vida literaria. Hasta pronto Lituma. Paca

Anónimo dijo...

mario vargas llosa hace trasladar al lector a un mundo de ficcion y realidad donde puedes vivir experiencias inolvidanles y unicas cuando ingrasa al mundo de la literatura gracias a personas como estas la humanidad escapa del infierno real e imcomprendible por el que pasan y por unos minutos lo cambien por el mundo de la literatura es agradble viajar a esos lugares a esos momentos q se comparten con el autor.