ELPAIS.com - Sección Cultura

01 mayo 2008

Balzac y la joven costurera china

El autor: Dai Sijie Es cineasta y novelista y vive en Francia. Se le conoce sobre todo por su novela Le complexe de Di (El complejo de Di) que recibió el Premio Femina en 2003.
Hijo de médico, entró en un colegio en 1969 con la Revolución Cultural para que lo enviaran más tarde a un centro de reeducación escolar de 1971 a 1974.
En 1976 ingresó en la universidad para cursar Historia del Arte y cuatro años después en una escuela de cine, donde obtiene una beca para estudiar en el extranjero.
Trabajó en un instituto de provincias hasta la muerte del presidente Mao Zedong y aprobó unas oposiciones para entrar en la universidad,
Más tarde, en 1984 consigue una beca para irse al extranjero y escoge Francia para instalarse definitivamente. Es aquí donde descubre el cine europeo y queda muy impresionado por Luis Buñuel, de quien adquiere ese matiz surrealista que se respira en sus obras. Sus obras están escritas en francés.
Bibliografía
• Balzac y la joven costurera china, 2001
• El complejo de Di, 2003 (Premio Femina)

La obra:BALZAC Y LA JOVEN COSTURERA CHINA
Dos adolescentes chinos son enviados a una aldea perdida en las montañas del Fénix del Cielo, cerca de la frontera con el Tíbet, para cumplir con el proceso de «reeducación» implantado por Mao Zedong a finales de los años sesenta. Soportando unas condiciones de vida infrahumanas, con unas perspectivas casi nulas de regresar algún día a su ciudad natal, lo soportan gracias al poder de la palabra, a la comunicación, y sus vidas cambian con la aparición de una maleta clandestina llena de obras emblemáticas de la literatura occidental. Así pues, gracias a la lectura de Balzac, Dumas, Stendhal o Romain Roland, los dos jóvenes descubrirán un mundo repleto de poesía, sentimientos y pasiones, y aprenderán que un libro puede ser un instrumento valiosísimo para motivarlos, mantienen encuentros robados con los protagonistas de las obras, y conquistan a la atractiva Sastrecilla, la joven hija del sastre del pueblo vecino.
Tras la lectura nada vuelve a ser igual que antes. La Sastrecilla ha encontrado dos grandes valores: el amor y la libertad, un mundo nuevo. Tiene que decidir entre ellos y elige libertad y el instrumento que ayudo a conquistarla es el mismo que hace perderla. Ella ha aprendido que “la belleza de una mujer es un tesoro que no tiene precio”. Ahora le toca a ella conquistar.
Con la cruda sinceridad de quien ha sobrevivido a una situación límite, Dai Sijie ha escrito este relato autobiográfico que sorprende por la ligereza de su tono narrativo, casi de fábula, capaz de hacernos sonreír a pesar de la dureza de los hechos narrados. Es un homenaje al poder de la palabra escrita y al deseo innato de libertad.
Se trata de una obra escrita con sencillez, ternura y poco amante de excesos, aunque la época y las situaciones que se describen sean impactantes e induzcan al rechazo.
Fue llevada al cine en 2002 por el mismo Dai Sijie e interpretada por Zhou Xun, Chen Kun y Liu Ye.
Referencia a autores:
Balzac: Papá Goriot, Ursula Mirouët, Eugenia Grandet
Víctor Hugo
Stendhal
Alejadro Dumas
G. Flauvert
Baudelaire
Romain Rolland
Herman Melville
Rouseau
Tolstoi
Gogol
Dovstoieski
Dickens
R. Kipling
Emile Bronté

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Un conmovedor viaje a un mundo de inexplicable belleza, a una región perdida de los confines del Tibet. Una aldea de las montañas del Fénix del Cielo. A ese paisaje sobrecogedoramente bello os llevó Mao, yo decidí acompañaros. Era una existencia dura, sacrificada, trabajabais en las minas obsesionados con la muerte o realizando labores agotadoras en los arrozales.

Una aventura que recuerda el desastre de la Revolución y lo absurdo de la “reeducación” a que fuisteis sometidos. Ibais solos y asustados, Dai con su violín y su reloj despertador y tu con tus hasta entonces desconocidas dotes de narrador. Los dos quisisteis a la joven costurera, pero solo uno podría amarla. Ella decidió confiarle a Luo las hojas de ginko manchadas de sangre y él se empeñó en abrirle los ojos al placer de leer, soñar y pensar, una tarea fácil para el joven contador de historias.

Fue un milagro encontrar esa maleta llena de libros. De esa manera, en medio de un mundo donde estaba prohibida la cultura pudimos leer a Víctor Hugo, Tolstoi, Dickens, Dumas y como no........Balzac.

Un viaje a China, con fondo azul puro de cielo y un aire limpio y duro de respirar, que se convirtió en un conmovedor homenaje a la palabra escrita.

Luo y Dai actuasteis como Mr Higgins y el coronel Pickering en Pigmalión, despertasteis a la sastrecilla y el precio fue perderla. Nunca sabremos que fue de ella, con su larga trenza y sus zapatos de rosa pálido, sencillos. Nunca olvidaremos esa experiencia ni nos bañaremos en unas aguas tan frías como las de aquella poza. No es una novela, es un pequeño tesoro.Inolvidable. Maga

Anónimo dijo...

Imposible de describir mejor los sentimientos que despierta esta pequeña pero gran novela de fuertes sensaciones, que hace reir en el sufrimiento y amar la vida cerca de la muerte.
La sastrecilla se fue en busca de su vida, de su libertad, de convertir en realidad los sueños leídos. ¿Que nos importa en qué invirtió su capital?. Su decisión fue un acto admirable y, posiblemente, duro de tomar.
Maga, haces magia con las palabras.

Anónimo dijo...

Me ha encantado leer las referencias que haceis sobre esta obra, la describis como si la hubieseis vivido, aunque ya habia oido hablar de ella me ha entusiasmado. La buscaré y prometo leerla.

Berta dijo...

Esta historia me ha impresionado mucho, al saber que es cierta, como nos describen los encantos de la montaña del Fénix del Cielo, dos chicos que están prisioneros allí a causa de una reeducación, que no seria para ellos, que venían de una civilización, adentrarse en aquellas montañas con personas que no conocían nada más que su propio entorno y nunca habían visto un libro ni oído hablar ni siquiera de la música, gracias a la lectura superan las mayores dificultades y se enamoran de una muchacha que al adentrarla en las fantasías de los personajes de los libros, la hacen sentir una verdadera mujer y darse cuenta de que quería conocer el mundo.

Anónimo dijo...

La novela de Balzac ademas de tierna y delicada, es un omenaje a la literatura. En ella se reunen grandes temas:El amor la amistad y una epoca historica dificl en China.Y de como a traves del concimiento de grandes libros se puede cambiar la vida,no solo de tres adolecentes, si no de toda la humanidad.