ELPAIS.com - Sección Cultura

18 febrero 2009

"¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!" de Isaac Rosa

El autor y la obra

El autor: Isaac Rosa nació en Sevilla en 1974 y actualmente reside en Madrid.
Es autor de:
- Adiós muchachos (1998, teatro)
- El ruido del mundo (1998, novela)
- La malamemoria (1999, novela)
- Kosovo. La coartada humanitaria (2001, ensayo)
- El vano ayer (2004, Seix Barral, novela).
- ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil! (2007, Seix Barral, novela), reedición ampliada de La malamemoria (1999).
- El país del miedo (2008, Seix Barral, novela)
Por su novela “El vano ayer” obtuvo: Premio Rómulo Gallegos 2005, Premio Ojo Crítico 2004 y Premio Andalucía de la Crítica 2004

La obra: ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!
Llega esta obra a nuestro club de lectura antes de una próxima visita del autor a la Biblioteca Infanta Elena para una tertulia bajo el denominador de “Memoria, ficción y realidad”.
La obra consiste en la revisión crítica de una obra anterior del mismo autor (“La malamemoria”) publicada en el año 1999 por lo que deducimos que fue escrita a los 22 o 23 años de edad.
Fue, por tanto, una obra poco madura, reiterativa, falta de ritmo y con notables defectos de construcción de personajes (caso de las mujeres) y de percepción de los acontecimientos acaecidos en la guerra civil y en los posteriores años de posguerra, pintando una España cainita y vengativa.
No obstante hay que reconocerle a “La malamemoria” una conjunción de historias (la de un cacique que fue político del régimen, la de un escritor que indaga en si mismo y sobre el misterio de un pueblo desaparecido, la de los horrores perdidos en el olvido provocado por el fascismo…). Y también una historia que nos habla de la locura como esperanza; del delirio que crea una realidad a medida para poder subsistir a tanto horror y tanta injusticia.
Posiblemente hubiese dado lugar a una magnifica novela de haber sido escrita hoy.
Pero no es “La malamemoria” la novela que hoy nos ocupa.
“¡Otra maldita novela...!” es una atrevida, divertida, exagerada y poco compasiva crítica hecha por un lector/autor, escritor más maduro, con otra visión de la guerra, que se cuela en cada capítulo haciendo purgar a “La malamemoria” de todos sus defectos y abusos de lenguaje.
De este modo, capitulo a capitulo, nos va acercando (a los lectores reales) al crítico de manera que buscamos el defecto para cotejar después con el más exigente resumen de errores ya de pensamiento como de lenguaje y de estructura literaria, enseñándonos a leer con sus ojos críticos, provocando, como si realmente fuera necesaria, la complicidad de los lectores.
Hay modas literarias que imponen las editoriales y el tema de la guerra civil no es ajeno a esa moda. El titulo de esta novela viene a denunciar el abuso de ese tema en los últimos tiempos sin que realmente se haya avanzado en profundidad en destapar la labor de aniquilamiento y de silencio impuesto que fue practicada por el régimen franquista durante tantos años de dictadura. El autor invita a seguir escribiendo sobre el tema pero huyendo del tratamiento banal o superficial.
Agradecemos a Isaac Rosa que con “La malamemoria” nos remueva la memoria de aquellos hechos y etapa y que con “¡Otra maldita novela….!” nos enseñe a leer gracias a esa glosa, tan novedosa, que nos presenta a cada capítulo.

Sevilla 18/02/2009

4 comentarios:

Paca dijo...

No es una maldita novela, si hay algo que está maldito es nuestra Guerra Civil, porque fue atrozmente injusta, porque tenemos que saber que pasó, porque hay cosas que no se deben remover pero tampoco callar, porque fue ayer. La historia sigue viva, son paredes llenas de olvido.....cicatrices abiertas del tiempo...destinos que blasfeman.....criaderos de nervios y almas en pena....malas brechas que abren el corazón al sentir tanta pena.....pedradas negras.....moscas lloronas en cuerpos callados.....que no debemos olvidar.....fueron días de sueños rotos y de hurtos de libertad. No, no creo que esté de más, leer una vez más una novela más, la misma historia repetida, que más da....la historia late, y está caliente. Mejor no olvidar, aunque sin culpar.
La novela recuerda el miedo....Isaac Rosa hace una buena labor, un timbrazo a la memoria, cuenta lo que todos cuentan, quizás nada nuevo, no habrá ya nada que descubrir, es cualquier pueblo, cualquier nombre, pero logra seducir, a través de un misterio, el de unas almas fantasmas que se vuelven locas y ciegas a la verdad.
La Guerra civil fue una locura, y en estas páginas es esa locura la que ayuda a unas gentes a vivir, a esperar un regreso. Unas mujeres que se quedaron solas porque una injusta guerra les arrebató lo que más querían.
Quizás no importe el argumento, ni la forma, sino el homenaje. Un nuevo homenaje al dolor del mundo, al dolor del pasado, al estremecimiento humano, a tantas y tantas bocas llenas de esperanza que no pudieron gritar... Volver a pasear delante de tantas paredes comunes cubiertas con la cortina de la desmemoria, que solo levanta la nostalgia. El autor presenta la demolición de su propia novela, en un nuevo experimento sabotea sus páginas, su trabajo. Es una lectura y crítica al mismo tiempo, páginas llenas de un humor ácido que permite nuevamente escuchar la misma historia una y otra vez. Es una manera novedosa de contar, la autocrítica del mensaje y del estilo. Dos historias cruzadas, dos vidas, un niño adulterado que quiso ser escritor y un clásico cacique que quiso ser político, una vieja foto y un nombre en el reverso: Alcahaz.... una jaula llena de tristes palomas negras. Para volver a saber que en los dos campos hubo buenos y malos y al fin al cabo todos somos culpables. Todos podemos ser Caín.
¡Cuídate España de tu propia España!

Rafael dijo...

Me reafirmo en lo escrito en el comentario sobre esta doble novela.
Con respecto a "La malamemoria" quisiera llamar la atención sobre la trampa de considerar la guerra y la dictadura de modo sentimental o simplista. Nada fue fortuito ni a causa de venganzas personales (aunque existieran). Todo fue orquestado y estudiado para aniquilar a la vez que se provoca un falso "mejor olvidar" que induzce a diluir responsabilidades y la posibilidad de rectificar.
"¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!" me ha parecido un gran ejercicio de crítica, divertida, llena de ironia y buena para aprender.
También me parece honesto, por parte del autor, haber hecho la reedición crítica de su primera novela antes de hacer una novela rápida para aprovechar el tirón editorial de "El vano ayer", segun se desprende de la conversación con Irene Zoe Alameda ( http://www.literaturas.com/v010/sec0704/entrevistas/entrevistas-04.html )

Antonia dijo...

Con la novela ¡Otra maldita novela sobre la guerra civil!Isaac Rosa ha abierto un camino inedito en la literatura.Hace una critica a su primera novela(La Malamemoria),tras cada capitulo figura un comentario,poniendo de manifiesto su ya madurez.
Pero a veces ese critico tan impertinente no deja que el lector se meta de lleno en la historia.
Segun palabras del escritor los lectores prefieren acercarse a los hechos historicos a traves de la ficcion mas que recurriendo a otras fuentes historicas.Yo personalmente no estoy de acuerdo

bertferca dijo...

La guerra civil española no debemos olvidarla, por mucho que se escriba nunca será suficiente para describir tantos horrores.
Fueron muchas familias las que quedaron destrozadas, muchos pensamientos segados.
Como bien dice M. de Montaigne. Nada grava tan fijamente en nuestra memoria alguna cosa, como el deseo de olvidarla.
Isaac Rosa, cuando escribe esta novela LA MALAMEMORIA es muy joven y cuando decide reescribirla con el titulo de OTRA MALDITA NOVELA SOBRE LA GUERRA CIVIL, ya se hace una autocrítica, que a su vez es muy constructiva para el lector, por lo menos yo he aprendido un poco mas a hacer una crítica literaria.
Se me ha hecho un poco pesadillo.