ELPAIS.com - Sección Cultura

27 noviembre 2006

Actividades paralelas













05/02/2006
“Excursión a Minas de Riotinto”

Bajo la iniciativa de nuestro compañero
Pedro Manuel Ramón Hernández

La excursión y otras circunstancias

Pasos previos
Tras la lectura de “El corazón de la tierra” de Juan Cobo Wilkins se habló de hacer una excursión a la zona minera de Riotinto y Nerva para reconocer in situ las descripciones leídas.
Además de este aliciente, estaba la pasión en las palabras de nuestro compañero del club de lectura ASABER Pedro para alentar más aún a que se realizase la excursión.
La visita se programó para el primer domingo de febrero de 2006 ya que es el primer día disponible y que además pusieran en funcionamiento una antigua máquina de vapor.
No pueden asistir un buen número de los componentes del club de lectura por diversas circunstancias pero se añaden otros familiares con lo que se forma un grupo de 28 que viajan en autobús y 8 más que lo hacen en coche por ir acompañados de niños.

Desarrollo de la excursión
Se establece como punto de reunión “Puerta Triana”, por ser lugar con amplitud y equidistante de los convocados, a las 8’00 de la mañana con ánimo de estar a las 8’15 en marcha. Con puntualidad anormal para estas latitudes y tras los besitos y los buenos días, encantado de saludarte, igualmente… etc. estamos andando a las 8’12 con una mañana preciosa y soleada aunque algo fresca.
Pedro, con el verbo fluido que le caracteriza, nos hace un relato cronológico de la historia de la región minera que vamos a visitar, sin que falten anécdotas de su vida y niñez y otras generales como la de “los años de los tiros”, de modo que nos ameniza el camino que se nos hace corto a pesar de los casi 90 kilómetros de recorrido.
Paramos a un largo desayuno, no por lo abundante sino por la torpeza de la ventera, en Arroyo de la Plata y a las 10’00 ya estamos en la puerta del museo minero de Riotinto que abrirá sus puertas a las 10’30. Punto de reunión con Paca y el resto de los que han ido en coches y comienza nuestra visita magníficamente guiada por Saúl a través de las salas que componen el citado museo donde se acopian todas las curiosidades, y de toda época, de la zona con especial énfasis en la que transcurre desde el último cuarto del S.XIX hasta mediados del XX, cuando la mina es explotada por un consorcio Ingles.
A la salida del museo visitamos una mina a “cielo abierto” pero accedemos por el túnel de extracción: Menuda juerga con el desfile de modelos con los cascos.

Tras esta visita hacemos otra a la “Corta Atalaya” sorprendente por su extensión y a continuación el tiempo justo para comer.
Por la tarde nos queda el anecdótico paseo en tren de vapor y visita al barrio de los ingleses (“Bella Vista”) con casa nº 21 incluida.

Tras una parada técnica y biológica en Nerva regresamos con la alegría y satisfacción de haber hecho una buena excursión entre amigos.


Agradecimientos.
A nuestro compañero y amigo Pedro por todo su interés.
Al Museo Minero de Riotinto.
A Ernest Lluch que lo auspició.
A Saúl que también puso interes
A Hispaltour que nos proporcionó un buen autobús.
A Manuel Lara, el conductor, que lo hizo muy bien.
A los niños, Gonzalo, Javi, Marta y Clara, que se portaron bien y no fueron una lata.
A Río Tinto Company Limited (RTCL) y otras compañías mineras que dejaron testigo de su paso, quemaron las encinas y dejaron todo aquello baldío con lluvia ácida.


Sevilla, a 6 de Febrero de 2006

1 comentario:

Asaber dijo...

A quedado bastante simpático.
Detras pondremos más