ELPAIS.com - Sección Cultura

27 noviembre 2008

Asistencia a la Ópera Giulio Cesare el 19/11/2008

Giulio Cesare in Egitto (HWV 17) es una ópera en tres actos con música de Georg Friedrich Händel y libreto de Nicola Francesco Haym.
Fue estrenada el 20 de febrero de 1724 en Londres.
Es una de las óperas más populares de Händel, con más de doscientas producciones en varios países. Los personajes de Cesare, Sesto y Ptolomeo fueron escritos para castrati, y esto se resuelve en las producciones modernas con un contratenor (Cesare y Ptolomeo), una mezzosoprano (Sesto).
Este trabajo es considerado por muchos la ópera italiana más refinada de Händel, posiblemente incluso la mejor en la historia de la ópera seria. Es admirada por sus melodías vocales, su impacto dramático y el gran arreglo de la orquesta. Giulio Cesare actualmente se representa de manera regular, siendo una de las pocas óperas anteriores a Mozart que forman parte del repertorio operístico habitual.

Sinopsis:
Derrotado por César, Pompeyo pide asilo al rey de Egipto. Cornelia y Sesto, la mujer y el hijo de Pompeyo, imploran clemencia al vencedor. Aquilas, capitán de Ptolomeo, entrega a César la cabeza de Pompeyo. César, indignado, ordena que se rindan honores al enemigo muerto. Mientras tanto, Cleopatra trata de aliarse con César para asegurarse el trono de Egipto, mientras Ptolomeo, su hermano conjura con Aquilas para matar al romano.
Algunos días más tarde, Cleopatra, que ha conquistado el amor de César, está a punto de revelar sus sentimientos a éste cuando entran los sicarios de Ptolomeo, viéndose obligando el romano a arrojarse al mar para salvar su vida. Aquilas lleva a Ptolomeo la noticia de la muerte de César y le pide la mano de Cornelia, de la que se ha enamorado, el rey se la niega, ya que también él quiere casarse con la viuda de Pompeyo.
Las tropas romanas son derrotadas por el ejército egipcio. Cuando llega César su ejército se bate en retirada. Sesto, que había sido confinado con su madre en el harem de Ptolomeo consigue escapar del mismo para unirse a los soldados. Aquilas, herido de muerte, le entrega un sello con el que podrá conseguir la ayuda de cien soldados hostiles a Ptolomeo.
César se hace con el sello, reúne a los hombres y se enfrenta a los egipcios que son derrotados. Sesto venga a su padre matando a Ptolomeo. Cornelia es liberada. El pueblo y el ejercito celebran la coronación de Cleopatra que sube al trono de Egipto acompañada por César.

Nuestro comentario
Asistimos al ensayo general de esta ópera por gentileza del teatro Maestranza de Sevilla.
Disfrutamos de una obra preciosa, grande, donde la música y las voces alcanzan momentos emocionantes, con dúos de orquesta y voces dignos de recordar, arias extraordinarias, preciosos juegos vocales........algunas veces no es necesario que sean las primeras figuras, del canto o de la orquesta, las que hagan de una gran obra una gran representación.
El vestuario, poco apropiado y la escenografía.......atrevida, simbólica, hasta agresiva y muy cómica, podrían ser adjetivos que le irían bien. Está claro que a una opera de las llamadas serias hay atrevimientos que sientan regular por su comicidad: en unos de los momentos finales......mientras los protagonistas (Julio Cesar y Cleopatra) hacen el amor ..........el cocodrilo de Cleopatra hace gestos y monadas de desespero; o el coro final ( el pueblo celebra la subida de Cleopatra al trono) lo cantan una excursión de turistas visitando los lugares históricos, con vestidos llamativos, y bailan al ritmo de la orquesta barroca.

4 comentarios:

Antonia dijo...

Aunque encantada y agradecida de asitir a la repesentacio de Giulio Cesare,siento decir:Que para mi es una opera muy manipulada y con una puesta en escena muy arbitraria.Si a eso añadimos la cabeza de Pompello que va de mano en mano,el cocodrilo dando vueltas,los vestuarios y los cartelitos que no se podian leer.Es para que elpublico(Que paga tan cara una representacion)gritara a los responsables que nos estan haciendo tragar con estos" mamarrachos"y que ademas tengamos que decir "que modernos "Afortunadamente se salvo por la Orquesta Barroca de Sevilla que fue lo mejor.Me olvidaba decir que las voces no me emocionaron en ningun momento,quizas el final del primer acto.

Rafael dijo...

Comparto, sólo en parte, la opinión de Antonia.
En efecto la ópera es una versión manipulada y amputada con escenas y fragmentos de otras óperas del mismo autor. También creo que la escenografia no es oportuna ni coherente por tratarse de una obra tan seria. Pero en alguna ocasión los arboles no nos permiten ver el bosque y si la obra nos gusta tenemos que dejar de lado aquello que no lo hace y disfrutar de lo que nos ofrece.
La Orquesta Barroca de Sevilla estuvo genial acreditandose como una de las mejores orquestas barrocas de Europa. La dirección musical de Spering fué magnífica a la vez que manejaba el Clave y permitió el lucimiento de las voces. Las trompas maravillosas en el tercer acto teniendo en cuenta que son instrumentos antiguos y originales.
En lo que no estoy de acuerdo es en las voces. Pudimos disfrutar de dos contratenores (Cesar y Ptolomeo)en papeles difíciles que salvaron con voces cálidas, una Cornelia que borda su papel trágico con soberbio duo con Sesto (interpretado por Lola Casariego)y con una Cleopatra maravillosa en su papel de mujer que lo pone todo por su ambición y que creo exquisita en el fraseo y perfecta en su tristísima aria del tercer acto. En fin, un elenco vocal magnífico y muy español.
Perdono la inclusión del cocodrilo por lo bien que lo hace el bailarín que va dentro.

Anónimo dijo...

Referente a la ópera de Julio César pienso que a lo mejor los nuevos directore, quieren salvar la ópera o acercarla un poco más al público , poniendo un poco de humor, a mí la música me gustó mucho y el espéctaculo en general me mantuvo en una expectación muy complaciente, ójala pudieramos disfrutar más a menudo con la ópera. Mªde los Santos.

brtferca dijo...

Sobre la opera de Giulio Cessare,no se que decir, pues la escenografía no me gusto nada, respetando la idea de Herbert Wernicke, el vestuario tampoco, el punto de humor hay que comprenderlo, teniendo en cuenta el choque entre las dos culturas y 48 años antes de Cristo..
La música me gustó mucho y la voz de Cleopatra también.
En fin el resultado fue muy bueno, pasamos una tarde muy especial y a ver si lo podemos repetir.